miércoles, 10 de febrero de 2016

María y la ventana (El Túnel)

Lo siguiente era una tarea para el taller literario al que asistía. Como estabamos leyendo "El Tunel" teniamos que escribir un relato sobre cuando María ve por primera vez el cuadro de Juan Pablo Castel.

La monotonía de mis aburridas noches junto a mi esposo ciego volvían más palpitantes a mis ideas de darles un fin. Aún estando aturdida por ellas, recordé que había una muestra de pintura que me interesaba, uno de los que exponía era Juan Pablo Castel, cuyos trabajos me habían llamado la atención. Era una buena oportunidad para distraerme y alejar aquellos pensamientos.
Caminando por las calles de Buenos Aires camino a la muestra, en la penumbra del atardecer ya acaecido, tratando de dispersar mi mente, sin mucho éxito.
Hay más personas de las que esperaba, el aire está algo viciado. Las obras exageradamente coloridas, seguro por ser el salón “Primavera”, pero creo que se pasaron en lo primaveral. Sigo recorriendo, caminando entre la multitud y aun no encuentro la obra de Castel.
Llego a una obra “Maternidad”, si, tiene que ser esa, lleva su impronta. En efecto, lo es. La miro con atención, esperaba más, Pero un momento, esa escena… La de la ventana. Veo a una mujer mirando deseosa el mar, como queriendo tirarse, hundirse en el y desaparecer. Se siente como yo, le pasa lo mismo, el mar la llama para que le de fin a su vida. Siento como si estuviese ahí, en la arena, el viento y el mar llamándome. Era yo la que estaba en la pintura. ¿Castel se sentirá igual? ¿O seré solo yo la que piensa así esa escena y le da más importancia a esta que al resto del cuadro? Porque estoy segura, la parte principal del cuadro es lo que sucede en la ventana?
Tengo que irme de acá, la idea era sacar ciertos pensamientos de mi cabeza. Necesito salir.