viernes, 20 de octubre de 2017

En Defensa del Estado Argentino


En defensa del Estado Argentino
Me importa un huevo Macri, Cristina, Massa, fulano, mengano y cualquier partido de izquierda. El Estado Argentino no lo forma un partido político, somos nosotros, LOS CIUDADANOS TODOS. 
No puede ser que veamos imágenes como esta, la señora mapuche es una ciudadana más y el representante del Estado es el perito de la Policía Federal. Que yo sepa aun los mapuches no son un Estado independiente ni Andinia tampoco. 
No es casualidad de ataquen a Gendarmería Nacional mediáticamente y de otras formas. Es la fuerza que debe controlar y vigilar las fronteras. 
Particularmente no se qué pasó con el muchacho Maldonado y probablemente y lamentablemente no lo sepamos bien nunca. Pero si podemos ver a dónde va el asunto, como uniendo puntos, formando una recta y marcar la flecha.
Aparece justo antes de las alecciones. “A quién beneficia?”. Esta vez me preguntaría, a quien perjudica? a todos nosotros. Y encima si le sumamos el hecho de los reiterados llamados de amenazas de bomba, que si no fuese una organización ya hubiesen dado con todos ellos, justo entre las PASO y las elecciones definitivas. 
Quien dice que por ahí no fueron todos esos partidos y poderes al mismo tiempo para desarmar a este país, para intentar destruirlo una vez más... Así que pueden pasar mil partidos a administrar el Estado, pero las instituciones del Estado son siempre las mismas, y son nuestras.
Defendamos los nuestro!

martes, 3 de octubre de 2017

La figura femenina en las culturas


Hace poco leí en medios distintos sobre un guerrero vikingo de alto grado que resultó ser una mujer. A pesar que desde un comienzo un antropólogo señaló los huesos anchos de las caderas y el mentón poco pronunciado propios de una mujer, la subjetividad, aun en académicos, propició que se asuma que por los objetos de hallados, como armas y piezas de estrategia, que esqueleto era de un hombre. Sumado aun más que la posición de la tumba y la disposición de sus posesiones fue una persona adorada por su pueblo. Finalmente, después de las llamadas de atención, repetitivas, sobre los huesos, se decidió realizar un ADN, en el cual resultó ser una mujer de aproximadamente 30 años.
Si el método se hubiese respetado, esto no tendría que haber sucedido. Lo cual me hace preguntar cuantas veces debe haber sucedido este tipo de cosas. En el caso de los vikingos no es el primer error de este tipo, si lo es en cuanto al caso de un guerrero de alto rango. 
Nuestra subjetividad nos hace imparciales. O sea la historia propia de cada uno, el contexto en el cual vive, sus ideas, estudios, etc. En el caso de las Ciencias Sociales es imposible ser objetivo en un 100%, y en mi opinión en todas las ramas de la ciencia, pero para evitar caer en este tipo de errores está el método científico.
Vivimos en un mundo en el cual durante milenios la única imagen impuesta de mujer era de la de una virgen madre. Este tipo de iconos ejercen, están para eso, influencia sobre la población, sobre lo que se espera de ellos en el hacer, pensar y sentir.
A pesar de que el cristianismo barrió con las culturas originarias de Europa y luego en Latinoamérica, si podemos saber un poco sobre la posición de la mujer (o cualquier otra cosa) gracias a los pocos vestigio de los íconos religiosos, estatuas, monumentos, etc.
Un ejemplo claro es que las tribus germánicas tenían una palabra, hasta hoy día se mantiene, para “Dios” como una entidad ni masculina ni femenina y otra para “el dios” judío-cristiano como masculino. 
Por otro lado tenemos casos como el de Freya, descripta como una diosa libidinosa, pero nunca se la menciona de forma despectiva por ese aspecto. Era la diosa del amor, la fertilidad y la belleza. Cuando más lejana es la fuente de información del cristianismo, también era la diosa asociada a la magia, la guerra, la muerte, la profecía y la riqueza. 
En el caso de las valkirias, las mujeres guerreras, últimamente solo conocidas por elegir a los más valientes entre los muertos en batalla, no eran solo eso. Los texto dicen que eran enviadas por Odín para favorecer a un bando y hacerlo ganador, comandados por su hija Brunilda. Si bien se las describe, también hoy día, como “doncellas guerreras”, no eran tales. En la Saga de los Volsungos Brunilda tenía un hijo de Sigfrido, concebido antes de que este se casara con Gudrun, del cual él no sabía de su existencia y de otro hijo mayor (no menciona el padre).
Pocos lo saben, pero les debemos a los árabes el tener hoy día los textos de los filósofos griegos. Así que tampoco tenemos todas las fuentes y las que hay son una selección de otro pueblo. Pero igualmente podemos tomar los íconos de la cultura griega. Atenea como la diosa de la sabiduría, de la guerra, la estrategia, la civilización, las ciencias, la justicia y las habilidades. A Artemisa como la diosa asociada a la caza. Entre otras.
Finalmente con la inquisición se exterminó con toda las actividades de las mujeres que no sean compatibles con la idea de la madre virgen.

lunes, 2 de octubre de 2017

Las cámaras no están para brindarte seguridad

Art de Septiembre de 2012



Hace varios años había leído un articulo de National Geographic que se titula “Nos vigilan”. El articulo comenzaba acompañando al lector en el resquemor de la vigilancia, al robo de la privacidad; el articulo se hacia “amigable” que lo acompañaba en esos pensamientos, pero a medida que avanzaba el discurso iba cambiando, no dramáticamente, sino girando lentamente para terminar diciendo que ser vigilados es por nuestro bien. Claro, no lo decía tan así, pero esa era la idea que quedaba en el lector.

Para que las personas acepten este robo hay sola una forma, el miedo. Y así lo hicieron. Recuerdo cuando acá, en Argentina, se mencionaba la quita de libertades en EE. UU.  y en Europa por supuestos terroristas; de esta forma las personas, mediante el miedo infundido por quienes tienen que darles tranquilidad, los gobiernos. Así comenzaron a aceptar la vigilancia extrema, cada vez más.

En Argentina, si bien algunos se dieron cuenta de lo que sucedía en otros países no fueron capaces de notar que acá se hacia lo mismo, no con terrorismo externo, sino con terrorismo interno, creado, inventado, no hacer nada para solucionarlo realmente y hasta a veces facilitado y fomentado... la inseguridad.

Corría comienzo del año 2002, había muchas asambleas barriales. Si bien muchas de ellas fueron corroídas con la infiltración de partidos políticos, muchos de izquierda (porque ellos sirven al sistema, sin que se den cuanta, porque ven al capitalismo como el sistema, y este es solo una parte de él), esa infiltración no era suficiente para que la gente deje de manifestarse o de participar. Poner un toque de queda por decreto queda muy poco “democrático” y suponía, en ese momento y ahora, el fin de todo el gobierno y todo político que pueda verse levemente involucrado, así que se decidió por crear la sensación de inseguridad. En parte esta era real, pero por otro lado era fomentada, al mismo tiempo tampoco nunca intentaron solucionarla de base. Si, es complicado el tema, pero nunca lo intentaron. Entonces de esta forma lograron mantener a todas las personas puertas adentro  en cuanto caiga el sol sin necesidad de una medida muy poco popular.

La instalación de cámaras para la vigilancia fue el otro paso, de entre muchos, para el control ciudadano o poblacional. ¿Si la inseguridad no hubiese estado, hubieses aceptado miles de cámaras que no ves pero están y te filma a lo largo de tu día? La verdad que no. Porque sabemos bien que asaltos pasan muchos, pero que las cámaras solucionen la inseguridad... nada. Cada tanto sale alguna propaganda en algún noticiero como “gracias” a una cámara se vio como asaltaban y mataban a una persona. GRACIAS A LA CAMARA, pero la persona fue asaltada y hasta por ahí este muerta. ¿Y el dinero de toda la red de cámaras, instalaciones y sueldos? ¿No era mejor otro tipo de plan con el mismo o menor gasto? 

Las cámaras no están para darte seguridad.


viernes, 29 de septiembre de 2017

Plantearse la duda

Lo escribí en enero de 2014



Plantearse la duda, plantear la duda
Hace como un año, mi hermana K me dijo que yo cambié de opinión muchas veces; como si fuese algo negativo. La realidad es que me daba cuenta de que estaba errada en algunos aspectos y fui mutando, “evolucionando”.
Otra vez un engedro social me intentó robar para una entrevista en un programa, en el que estaba él, esto que voy a plantear. Solo que en su soberbia e incapacidad entendió todo mal. 
Las ciencias sociales tienen su método de estudio, bastante complejo, porque es muy “volátil”. Cualquiera cree que puede tomar un libro y entenderlo. Cuando en realidad, este tipo de lecturas, están llenas de manipulación y hay que tratar de contrastar, dudar, plantear las coherencias e incoherencias, verificar, etc. Pero la mayoría, inclusive los profesionales de estas áreas, no lo hacen o no lo quieren hacer, y como es típico en estas cosas que solo se dejen llevar por el fanatismo. 
A veces cuando me encuentro con alguien que razona pero no piensa igual que yo, y son muy pocas veces, solo le hago preguntas, pero no intento imponerle mi lineamiento… Este tipo de personas llegan solas al camino del descubrimiento.
¿Cómo es esto?  
Primero y en principal, uno no es dueño de la verdad. Por ahí alguien tenga más u otro menos, y no tiene que ver con la cantidad de información, sino con la calidad de razonamiento, sumado a la información que tiene. Siempre hay que recordar que la mejor mentira es en gran parte verdad. 
Por lo tanto, si uno no es dueño de la verdad, puede que me falte información o esta esté errada. ¿Qué podemos hacer entonces? Plantearnos la duda de lo que creemos y/o tenemos como cierto. Es un ejercicio diario, y hasta en las más cotidianas situaciones. Así vamos teniendo cada día más ejercitada la mente para darnos cuenta de las mentiras,  los engaños, etc.
Después de esto, ahí si podemos plantear la duda y las preguntas a otras personas. Porque no solo adquiriríamos conocimientos del otro sino también iniciar a este en el cuestionamiento.
Vamos a ejemplos simples primero.
En algún momento todos nos hemos peleado con conocidos, familiares, amigos, etc. Por ahí la otra persona se enoja tanto como nosotros y se cree con la verdad como nosotros (en un caso hipotético, porque muchas veces sucede que hay uno que sabe que no tiene la razón, o no está diciendo todo o simplemente quiere ganar). Entonces ahí podemos plantearnos que es lo que pasa por la mente del otro para que crea que tiene la razón… o puede que la tenga, o una parte.
También las personas suelen repetir “la historia la escriben los que ganan”. Pero realmente jamás, jamás, se cuestionan la historia oficial, que el solo hecho de ser “oficial” ya te dice que es una mentira de acá a Plutón.  Otro ejemplo puede ser plantearnos porque los chilenos creen que ciertas zonas son de ellos y los argentinos creen también que esa zona es de Argentina. Entonces ¿Cuál es la historia que cuentan en Chile y cuál es la historia que cuentan en Argentina?.
Descartes plantea en el “Discurso del Método”, el dudar de todo. Él pone en práctica esto, pone en duda todo lo que sabe, tanto, que en un momento dado lo hace con su propia existencia, hasta que llega a la conclusión de que si existe porque piensa, porque duda de su existencia. Por eso el famoso “Pienso, luego existo”.

miércoles, 15 de febrero de 2017

72 años del Bombardeo a Dresde


Desde hace años vengo tocando el tema y cada año que pasa hago algo, ya sea un artículo o una muestra de arte, para la toma de conciencia de que no todo lo que muestran las películas es verdad, casi me arriesgaría a decir que el 90% es mentira, y por supuesto los libros de historia oficial (si es oficial es porque es la que quieren que sepas para que les seas un borrego útil).
Este año en particular casi no salió nada en los medios, ni en los europeos, sobre el tema más que dos noticias tergiversadas, y me irritó bastante… Ni hablar cuando leí los insultos, no se pueden calificar de otra forma, al pueblo alemán por parte del alcalde de Dresde.
Sí, es un país ocupado por los Aliados hasta hoy día, por lo tanto no califica como país libre. Con solo decir que vas preso si hablas de ciertos temas… Y cualquiera que defienda algo así no puede considerarse digno de confianza, ya sea cual fuese la postura que tenga.
Es cierto que el tema del Bombardeo a Dresde se lo ha tomado como una bandera. Y soy una de ellas. Es una de las pocas formas de poner el foco en la historia y que las personas puedan ver que han sido engañadas o, mínimo, hay cosas que no saben. Pero no por eso el Bombardeo a Dresde deja de ser un crimen de guerra real e irrefutable. Y este es solo uno de ellos, pero hay cientos, pero por un lugar hay que comenzar. Los invito, a los que no tienen idea, a “googlear”, hasta en la misma historia oficial de Wikipedia, que fue lo que aconteció.
Como pueblo alemán estamos siendo callados sistemáticamente, aguantando insultos y mentiras; y es cierto casi ninguno dice nada. Claro, vas preso si lo decís, te despiden si opinas distinto, te crean problemas en el colegio, y ahora hasta te pueden quitar tus hijos por eso. Inclusive los alemanes que vivimos fuera de Alemania… Cuántas veces hemos callado? Cuantas veces dejamos pasar insultos solapados? Aun dentro de la comunidad alemana. Y ni se trata de ser “nazi” (termino “inventado” en USA para Nacional Socialistas a modo de insulto) se trata de levantar la cabeza y decir BASTA. Y si, te vas a golpear contra la pared, vas a nadar a contracorriente… Pero agachamos tantas veces la cabeza que nadie tiene la menor idea de cuantos estamos cansados de verdad. Pero un par la alzamos, y tímidamente otros 10 lo empiezan a hacer también, cada uno a su tiempo, a su forma.