lunes, 8 de febrero de 2016

Crímes de guerra en colaboración británico-soviético I

"Hay otro crimen de guerra en el cual los británicos colaboraron con los soviéticos y ambas potencias lo han ocultado desde 1945 hasta mucho tiempo después. De hecho, el gobierno británico y un funcionario del mismo, Lord Aldington, siguen negando su responsabilidad. En 1945, los británicos entregaron a los soviéticos miles de prisioneros rusos, incluyendo a mujeres y niños, con pleno conocimiento de que sus líderes iban a ser fusilados y el resto esclavizado. Se trataba de "los blancos", rusos que se aliaron a los británicos para luchar contra los soviéticos durante la guerra civil rusa. Huyendo de Rusia antes de que los soviéticos pudieran capturarlos, según acababa la guerra, por lo que nunca habían sido ciudadanos soviéticos.
(...)
Así que Tolstoy, junto a unos pocos investigadores occidentales, acogieron con gran alivio la apertura de numerosos archivos soviéticos por parte de Mikhail Gorbachow y, posteriormente, de Boris Yeltsin. La desclasificación de los archivos del Ejército Rojo sacó a la luz importantes elementos probatorios de sus denuncias. Tolstoy se desplazó a Moscú y halló ahí documentos "de vital importancia" al respecto, que probaban que el mando del 5 Corps, del cual era responsable Lord Aldington (entonces general de brigada Toby Low), estableció un acuerdo secreto con los soviéticos para entregarles a miles de rusos "blancos", que se habían refugiado en Austria. Esta actuación trasgredía las órdenes dictadas por el alto mando aliado, el cual, anteniendo a los acuerdo de Yalta, limitaba las repatriaciones forzosas a ciudadanos soviéticos. Ademñas, entre las víctimas, se contaban numerosas mujeres y niños, y la operación violaba la Convención de Ginebra".

"Crimen y perdón" James Bacque